Familia viajera VIII: familias expatriadas

Hablamos con una expatriada experta, estos son la clase de viajes que iremos haciendo nosotros. De esos que implican trasladarse a otro país, aprender de sus costumbres porque estás involucrado en su día a día. Megan y su familia han vivido en cuatro países diferentes y en su reciente blog (antes hubo otro) explica las experiencias que ha vivido durante estos años y, por supuesto, qué es lo que necesitas en estas situaciones para los más peques.

Estas son sus respuestas:

¿Cómo fue tu primer viaje en familia?

Nuestro primer viaje en familia fue de Chicago, Ilinois, a Melburne, Australia. Mi hija mayor tenía apenas 18 meses y fue el inicio de nuestros dos años en Australia. No teníamos plan B, nos mudamos con tan sólo una maleta cada uno, adoptando la vida minimalista por completo. De algunos de los objetos con los que viajamos que fueron imprescindibles contamos con el edredón y la mantita de mi hija – sinceramente no puedo hacer suficiente hincapié en la consistencia que supuso para ella. Es un poco de seguridad añadida, de ese sentimiento de “hogar” lo que realmente necesitan. Y siempre viajamos, cada uno de nosotros, con una mantita de muselina – son super largas y finas para ser mantas y dobladas siren como bufanda. Es seguramente nuestro mayor lujo y algo de debes de tener.

¿Qué pensaste que sería lo peor y luego no resultó ser tan dramático? ¿Y al contrario?

Realmente esperaba que mi hija tuviera una rabieta interminable en el avión. Como padre, puedes sentir que te están juzgando en cuanto embarcas con un niño pequeño, todo el mundo espera lo peor, la ansiedad es palpable. Y teniendo en cuenta que era un vuelo de 20 horas, el potencial para el desastre era enorme. Sin embargo, una vez nos acomodamos, con libros, pegatinas, algo de comer y un dvd portatil (esto fue en 2006, tecnología antigua si la comparamos con la de hoy en día, jajaja!), ella se contentó. El aterrizaje, por supuesto, fue un poco difícil, pero tras tres hijos e incontables viajes he aprendido que sus oídos simplemente no están preparados para esa presión. Siempre llevo alguna chuchería para el momento, pero al final los abrazos son suficientes (y recordarme que se pasará tan pronto las ruedas toquen el suelo).

¿Qué es lo que nunca falta en la maleta? ¿Qué es lo que ya no llevas pero que en su momento pensaste que no podrías sobrevivir sin ello?

Mi maleta de mano varía dependiendo de lo largo que sea el viaje. Aún así, la mayor prioridad son algo de comer, el entretenimiento (siempre llevo juguetes pequeños, pegatinas, libros, y sí, los iPads se han convertido en parte de nuestra rutina de viajes, lleno de nuevas aplicaciones), toallitas infantiles, bolsas grandes de plástico (que puedan contener cualquier tipo de desastre), una muda de ropa para cada uno, y como dije anteriormente, edredones y mantitas. La mayoría de las cosas de aseo se pueden comprar en los aeropuertos o supermercados de destino, no es necesario llevarlos. Honestamente, viajo con equipaje ligero, y además para vacaciones cortas siempre puedes ir a hacer algo de compra si te apetece y tu presupuesto lo permite.

¿Qué trucos utilizas para sobrevivir durante el traslado a tu destino final?

Hemos cargado a nuestros tres hijos con todo lo necesario para hacer fotos mientras viajan. A uno le gusta más la cámara mientras otro prefiere el iPad. Ayuda que su madre jugueteara con la fotografía en los últimos años, pero ahora se dan cuenta del valor de coleccionar recuerdos más que cosas y un beneficio añadido es que les mantiene ocupados durante el viaje. También disfrutan coleccionando revistas y pequeñas cosas durante los viajes y esto nos ayuda mucho durante los traslados y las esperas también.

¿Cuáles son tus consejos para ahorrar en estos viajes familiares? 

Hemos tomado la costumbre de utilizar AirBnB. No puedo recomendarlo lo suficiente. Usando AirBnB, sueles tener el beneficio añadido de la cocina. No sólo suelen ser más baratos que los hoteles, la cocina también te permite preparar comidas más barato. A mis hijos ahora les encanta visitar supermercados cuando aterrizamos en otro país. Les ha permitido ampliar su paladar mientras se involucran en la cultura local… y sí, los supermercados son prácticamente siempre más baratos que los restaurantes.

Para el transporte, siempre indagamos sobre el transporte público antes de nuestra llegada. A menudo hay descuentos online que puedes adquirir por adelantado. Y a veces hay paquetes familiares online que si vas al kiosko no encuentras necesariamente. Lo mismo ocurre cuando reservamos actividades. Hemos visto que en la taquilla pueden estar las entradas agotadas, visitando su web puedes encontrar que aún quedan entradas disponibles online. Busca, busca, busca antes de llegar y considera reservar con antelación. Además de visitar las webs, sigue las atracciones que quires visitar en sus redes sociales. A veces encontrarás consejos que de otra manera te perderías y frecuentemente en las redes hacen promociones y regalos también.

¿Cómo organizas tus viajes familiares?

Los viajes familiares se deciden principalmente por la carrera profesional de mi marido. También viajamos mucho dentro del destino pero empieza siempre como nuevos expatriados. Pasamos dos años en Australia, dos en Irlanda, un verano en Holanda y pronto nos embarcaremos en una estancia de cuatro años en Sudáfrica. Una vez que sabemos dónde nos tocará vivir, facilitamos a los niños guías de viaje que detallan nuestro próximo destino. Nos hemos hecho muy fans de las guías “fuera de lo común” y “secretos de”  los distintos destinos. A los peques les encanta sentirse como lugareños en lugar de como turistas. Mientras vivimos en Dublín encontramos muchas joyas que las guías habituales pasan por alto y a los chicos les encantaba tener estas experiencias únicas. La única prioridad que tenemos realmente cuando decidimos un lugar de vacaciones es la seguridad. Uno se vuelve más consciente de esto cuando viaja con niños… hay muchísimos viajes que no dudaría hacer viajando sola que obviaría por precaución viajando con niños.

En cuanto a sus maletas – ahora que is hijas tienen 10 y 13 años, son responsables de hacer sus maletas. Yo les ayudo a organizarse un poco dándoles “parcelas de equipaje” (bolsas individuales que caben dentro de las maletas)… esto les permite organizarlo todo y visualizar qué items tienen prioridad (obviamente ahora la “parcela” de ropa es más grande que la de juegos y entretenimiento). Aún hago yo la maleta de mi hijo de cinco años. Solemos viajar ligeros, con la esperanza de llevar sólo equipaje de mano. Es importante dejar espacio para cualquier tesoro que queramos traernos de vuelta a casa también.

Cuéntanos alguna anécdota de esos viajes en familia

Uno de mis viajes favoritos fue a Utrecht, Holanda Nos enviaron allí por un periodo corto de tiempo y los niños y yo exploramos la ciudad. Había un poco de barrera idiomática, llegamos sin saber absolutamente nada del lugar, pero la ciudad en sí resultó ser una delicia y muy fácil de manejarse a pie. Mis hijos se encandilaron con el montón de bicicletas por todos lados y dio para largas conversaciones sobre protección ambiental y cambio climático, sin esperarlo una oportunidad educativa. También descubrimos una cuenta de Instagram preciosa (@GreetingsFromUtrecht) que nos sirvió como guía instantánea de la ciudad. Lo pasamos genial buscando alguno de los sitios recónditos mencionados en esta cuenta. Creo que en muchas ocasiones son estas aventuras no planeadas las más memorables.

Y mencioné que Utrecht es el hogar de Miffy?! (Aquellos que tengan niños pequeños casi con seguridad sabrán quien es el conejo Miffy).

IMG_1284

¿Qué destino crees que es imprescindible en un viaje en familia? ¿Cuál evitarías? 

Soy parcial en esta respuesta porque he pasado los dos últimos años llamándolo mi “hogar” pero… Dublín es sin duda mi ciudad favorita del mundo. Sus museos son increíbles y gratis, su transporte público es muy fácil de utilizar, y no encontrarás una cultura más amable (chocante, lo sé, pero los dublineses son un grupo encantador). Estaría encantada de visitar Dublín cada vez que pudiera y no me cansaría y estoy segura de que mis hijos estarían de acuerdo.

¿Un destino que evitar? Tendría que decir, sin lugar a dudas, Las Vegas, Nevada, EEUU, fue el viaje en familia más difícil que hemos hecho hasta la fecha. Íbamos a la boda de un familiar y realmente tuvimos dificultades en encontrar actividades que pudiéramos hacer en familia. Varios hoteles tenían la política de “prohibido carritos de bebe” en la entrada o los casinos. ¡Disculpa! No teníamos intención de apostar, simplemente estábamos atravesándolo para ir a otro lugar. Nos trataron muy mal en el The Wynn. Jamás repetiríamos la experiencia y avisaría a cualquiera que viaje con niños de abstenerse de Las Vegas. Tus hijos se aburrirán y por extensión tú también.

¿Cuál es tú próximo viaje como familia? 

Nuestro próximo viaje es el principio de nuestro nueva localización. Nos marchamos en menos de dos semanas para quedarnos durante cuatro años en Sudáfrica. Tenemos comprados los billetes de manera que hacemos escala en Estambul durante nueve horas. Esperamos poder tener un poco de aventura antes de llegar a nuestro destino final en Pretoria. No tengo ninguna expectativa. Los niños puede que estén agotados e irritados, o quizá estén deseosos de explorar. Todos tenemos que adaptarnos, incluidas mis respuestas a sus necesidades como madre. La capacidad de adaptación es básica cuando viajas. En este momento estoy aún preparando cosas pero siempre encuentro útil preguntar a lugareños o personas que ya han estado en estos lugares. Las redes sociales también han sido de gran ayuda cuando buscamos para estos viajes.

¿Qué (nos) aconsejarías a una familia que quiere empezar a viajar?

Una vez más, capacidad de adaptación. Siempre empieza un viaje deseando lo mejor, pero preparándote para lo peor. Busca, busca y busca. Asegúrate de tener seguro de viaje, una maleta de mano bien equipada, y, si pudieras, los consejos de los lugareños. Debes saber que no hay mejor educación para los peques que la que adquieren mientras viajan. Mis hijos ya están preparándose para nuestro siguiente viaje investigando la  moneda, la diferencia horaria, y usando tecnología para hacer FaceTime con sus amigos mientras viajan. Tiene habilidades que yo no adquirí hasta que estuve en la veintena. Y verles explorar y acercarse a otra cultura llena mi corazón de alegría. Hay tanto valor en criar un ciudadano del mundo, no dejes que los pequeños inconvenientes de viajar se interpongan en tu camino. Los pro superan con creces a los contra y los recuerdos durarán toda la vida.

00103391284420170606155029226

 Si quieres más información pronto saldrá su blog y mientras, también les puedes seguir en sus redes sociales (Twitter e Instagram).

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s