¿Cómo viajamos tanto?

Hace unos meses un amigo nos preguntaba cómo hacíamos para viajar tanto. Si buscas un poco en la red encontrarás miles de artículos al respecto, pero cada vez que los veo me parece demasiado complicado, demasiado sufrido. Verás, la mayoría se centra en ahorrar: no salgas a comer fuera, reutiliza, compra ropa de segunda mano… y pese a que todo eso puede estar muy bien, creemos que el objetivo en la vida es disfrutar de cada momento. Si disfrutas dejando de hacer lo que te gusta por una gratificación mayor (un viaje) pues genial, pero ¿y si no?

¿Cómo viajamos tanto? Es sencillo.

1.Tenemos un buen trabajo.

No te confundas, no hablo de buen trabajo pensando en “mi salario tiene muchísimos ceros”, no. Nuestro trabajo es bueno porque tenemos la flexibilidad y bastantes días de vacaciones: es decir, tenemos tiempo para nuestro ocio (o nuestros viajes).

2.Somos expatriados.

Llegamos a un nuevo país, nos quedamos una temporada y cambiamos de destino. De por sí vivimos como en un viaje. A cada ciudad que llegamos toca descubrirla, primero cual turista y luego como locales (claro ejemplo son los dos enlaces que hemos dejado). Pero además es que hemos cambiado de país, así que intentamos explorarlo  poco a poco, su cultura, su gastronomía, sus tradiciones y sus distíntas zonas.

Turquia-MezAzu3
Blue Mosque / Mezquita Azul
Turquia-Butterfly Valley2
Butterfly Valley / Valle de las Mariposas

3.Viajamos por la región.

Si te fijas en nuestra lista de deseos de este año, los viajes que queremos hacer se ciñen principalmente a la región en la que nos encontramos: ahorrando tiempo y dinero. Cuando vivíamos en Angola visitamos Malaui, Kenia y Zanzíbar; en Dinamarca visitamos Noruega y Suecia; la corta temporada viviendo en el norte de Malaui también nos llevó a Zambia y a conocer más del país; y en Turquía fuimos a Grecia, Chipre o Irán. Ahora que vivimos en Panamá hemos viajado por el país y queremos visitar algunos otros (vale, este año hemos viajado poco pero la familia está creciendo, hay que cuidarse y apretarse el cinturón). Esto no significa cero gastos pero sí se pueden reducir bastantes. ¡Imagina si todos estos viajes los hubiéramos hecho desde España!

4.Aprovechamos fines de semana.

Siguiendo la línea de los puntos 2 y 3, hacemos muchos viajes de fines de semana. Si estuviésemos fijos en España estos viajes no serían igual de “exóticos”, sin embargo todo es nuevo y distinto en nuestro nuevo lugar de residencia y como tenemos todo por ver, todo se puede convertir en un viaje.

españa-pueblosnegros6

No entramos en “no gastes aquí sino allí” porque también creemos que viajar no puede ser un suplicio. Igual no te importa comer un sanwich durante 10 días o igual sí, acampar o dormir en hoteles de más o menos categoría, ir a espectáculos o disfrutar de la gratuidad de pasar… todo esto son gastos que tú debes administrar porque en definitiva del viaje vas a disfrutar tú.

-Si te gustó, Pinéalo!-

como-viajamos-tanto-1

3 comments

  1. ¡Qué buen artículo! Y es cierto que la flexibilidad (del trabajo) es uno de los aspectos más importantes. Y también si puedes ver más de la zona, muchos más lugares con sólo un viaje.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s