El agua turquesa de Bodrum

Mayo 2016

Bodrum es uno de los paraísos turísticos de la costa mediterránea turca. En los meses de verano recibe miles de turistas mayoritariamente británicos y rusos y a lo largo del año también muchos turistas nacionales.

Aunque es una zona costera, no puedes venir a Bodrum pensando en playas de arena blanca kilométricas y tranquilas. Apenas hay playa, al menos no playa de arena, y los espacios apropiados al mar forman pequeños recodos de piedra donde hoteles y restaurantes se apuran a poner sus hamacas, mesas y sillas. Las pocas playas que hay son privadas como en muchas otras zonas de Turquía. Entonces, ¿por qué atrae a tanta gente? y ¿por qué hablamos de Bodrum en este espacio? Porque, como otras zonas de Turquía, Bodrum ofrece otras actividades en la costa (mayo 2016).

Turquia-Bodrum6

Nos alojamos en una pensión con habitaciones pequeñas pero limpias, un patio central perfecto para desayunar y unos dueños especialmente amables: Tay Pensiyon, pero además están en el centro de Bodrum a 3 minutos del castillo y sin nada de ruido gracias a que está en una calle trasera.

Nuestro primer día lo pasamos (11-17h) en un barco disfrutando de cala en cala por la Isla Negra. La isla tampoco tiene unas playas de película pero el agua es turquesa y cristalina y puedes disfrutar simplemente mirando los peces cada vez que paras a darte un chapuzón. Los barcos varían en tamaño, como estabamos fuera de temporada el barco era pequeño (hasta 46 pasajeros), con la música a tope y haciendo un poco el loco, recorrimos la isla y sus pequeñas calas. Al caer la noche paseamos por Bodrum y decidimos ir a cenar a un lugar que nos habían recomendado: Memdof, más caro pero delicioso.

237TL (71€)

Lubina marinada en mostaza, pulpo a la parrilla, lubina a la plancha totalmente recomendable. Y no te olvides del postre: baklava con helado sin palabras.

El segundo día también fue de barcos la cosa; esta vez para bucear. Volvimos a la Isla Negra pero esta vez no nos movimos de Pacoz Bay (se pronuncia Payos): dos inmersiones y la comida, todo incluido en el precio con Happy Bubbles. Aunque pueda parecer impresionante ver el fondo marino desde fuera del agua gracias a la claridad del mar, la experiencia desde dentro fue más cautivadora. Gran cantidad de peces a tu alrededor y una visibilidad de muchos metros hacen que el viaje a Bodrum haya valido la pena sólo por eso. La segunda inmersión la dirección es otra: vamos a ver los restos de un avión. Poder ver entre las alas del aeroplano como la fauna y la flora crece… Más peces, más especies… Salimos del agua con ganas de más (lo que implica volver con mucha probabilidad).

Turquia-Bodrum1

Una experiencia que no deberías perderte es ir a comer al Mercado de Pescado. Los restaurantes están rodeados de pescaderías, así que eliges el restaurante, y compras el pescado que quieras comerte. Indicas cómo quieres que lo hagan y lo tienes en el plato. No te olvides nunca de los mezes (aperitivos) en Turquía.

145TL (43€)

Gambas a la plancha, calamares fritos, dorada al horno: muy bueno.

Último día: nublado. Aunque no siempre es malo, ya habíamos previsto el cambio meteorológico y dejamos las visitas turísticas para este día. Al salir de la pensión nos dimos cuenta de que había atracado en el puerto un gigantesco crucero, así que la ciudad ya estaba llena. Bodrum tiene pocas atracciones turísticas, pero aún así queríamos aprovechar la visita y no perdernos nada.

El Castillo de San Pedro está en la marina, y puedes ver su silueta desde prácticamente cualquier lugar de la ciudad. En su interior hay varias exhibiciones entre ellas los tesoros encontrados en el mar: ánforas del s. VI aC, vasijas hechas en cristal… y por supuesto retazos de las distintas épocas por las que pasó el castillo y por ende Bodrum.

Otro de los tesoros de la ciudad es el Mausoleo, una de las 7 Maravillas de la Antigüedad, de la que hoy en día apenas queda nada. No pudimos entrar ya que estaba cerrado pero desde fuera se vislumbraba lo poco que quedaba, una pena. Por último el antiguo teatro romano, otra pena: se puede ver desde la autopista (que tendrás que cruzar), no está cuidado ni adecuado para las visitas. Estos dos espacios que podrían ser de gran reclamo muestran que Bodrum definitivamente no está pensada como atractivo cultural sino por sus aguas turquesas, que no está nada mal, pero no vendría mal cuidarlo un poco.

Y una última recomendación para comer: manti (una especie de raviolis turcos) un pequeño restaurante con una carta pequeña y muy barato.

Turquia-Bodrum10

Aún con este final Bodrum ha sido una grata experiencia: la comida y los momentos en barco han valido el viaje (como siempre).

Todas las fotografías y vídeos de Turquía están en la Galería también puedes ver otros lugares del páis a través de nuestra sección de Turquía

Si te gustó no olvides guardarlo en Pinterest!

aguas-turquesas-de2

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s