Nepal antes del terremoto

Ha pasado ya tiempo desde el fatídico terremoto que destrozó Nepal. Tuvimos la suerte de poder visitar este hermoso país poco más de un año antes del desastre. Hace unos días publicamos en nuestra página de Facebook y en nuestra cuenta de Twitter una foto del amanecer en el Annapurna, y algún amigo pidió más información. Como somos unos buenos amigos… aquí va un resumen de la experiencia.

Visitamos dos grandes y muy distintas ciudades: Katmandú y Pokhara. En la primera pudimos disfrutar de todos los templos imaginables, en la segunda de la naturaleza como principal reclamo. Pero en ambas (y probablemente en todo Nepal) la comida y la amabilidad de la gente son motivos suficientes para ir y volver.

Nepal-momos

La mezcla de culturas y religiones se hace notar desde un principio. Un bueno número de edificios históricos y turísticos tanto en Katmandú como en sus alrededores (Bhaktapur o Patan por ejemplo) son templos en uso y en general, la vida del nepalí está en vuelta en la religión (hinduísmo y budismo).

El bullicio, el trasiego, el tráfico, la superpoblación… hacen de Katmandú un lugar especial para unos cuantos días donde te envuelve la adrenalina en un ritmo vertiginoso. Sin embargo, cuando nos acercamos a los templos el tiempo parece detenerse y el caos parece que nunca fue parte de la ciudad, salvo en Durbar Square que es foco de turistas, guías, mercados, fuentes de agua…

El traslado desde Katmandú hasta Pokhara puede ser aún más histriónico todavía. Ni el trasporte público ni las carreteras son de primera calidad pero “ojos que no ven corazón que no siente”. En esta ruta siempre puedes pararte y hacer alguna actividad lúdica que rompa las siete horas de camino, como rafting desde Tirsuli.

Pokhara, pese a ser una urbe de tres millones de habitantes, es mucho más relajante (especialmente para los turistas). A orillas del lago surgen tiendas enfocadas a turistas, tiendas de ocio y hoteles. Especialmente llamativa es la World Peace Pagoda, para llegar a ella puedes elegir ir por el lago y subir la montaña (alrededor de una hora) o ir por carretera. No sólo la pagoda es bonita sino sus vistas desde lo alto.

Entre las actividades más recomendables, y la que hicimos, destacaríamos ver salir el sol e iluminar el Annapurna. No hace falta que llegues a la cima de Sarangkot, de hecho nos quedamos un poco más abajo y pudimos disfrutar de un amanecer impagable prácticamente solos.

Nepal-Pokhara8

Y si buscas adrenalina Pokhara es uno de los mejores lugares para hacer parapente, y el marco es incomparable desde luego. ¿Te atreves?

Si has visitado, vivido o tienes alguna consulta no dudes en dejarnos un comentario, si quieres más información se Katmandú puedes verlo aquí o si quieres ver todas las fotos aquí.

 

creating-the-perfect-1
Si te gustó, Pinéalo!

 

2 comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s