Copenhague (y alrededores) en cuatro días

Más de dos años viviendo en Copenhague y unas cuantas visitas de amigos y familiares te convierten en un guía (amateur) de esta ciudad nórdica de interminables y fríos inviernos y fugaces y luminosos veranos. Seguro que hay lugares que se pueden añadir y otros que se pueden quitar de esta lista pero esta es nuestra recomendación para una escapada de cuatro días a la capital danesa.

Primer día: Empieza visitando La Sirenita, símbolo de la ciudad, camina por la orilla hasta llegar a la Fortaleza (Kastellet) y de ahí al Palacio de Amalienborg donde vive la familia real. A la derecha veras la Iglesia de Mármol y en la otra orilla del canal el edificio de la Opera.

Después de esto seguro empiezas a tener hambre, sigue caminando hasta llegar a Nyhavn (la famosa calle con casas de colores) siéntate en alguna de las terrazas y disfruta de una buena cerveza y algo de comer. Por la tarde aprovecha para pasear por la plaza de Kongens Nitorv y las calles de alrededor y entra en cualquiera de las muchas y acogedoras cafeterías que hay.

Segundo día: Desde Nihavn coge uno de los barcos y haz un recorrido por los canales, entre otros podrás ver el Diamante Negro (biblioteca nacional) y el Palacio de Christiansborg. Camina por Stroget (calle comercial mas larga del norte de Europa) hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento. Visita la ciudad “libre” de Christiania y de hay ha disfrutar de “comida callejera” a buen precio en el Copenhagen Street Food.

Tercer día: Visita el Castillo de Rosenborg donde se encuentran las joyas de la corona y pasea por el jardín botánico y alrededor de los lagos. Piérdete por las calles del multicultural barrio de Norrebro y visita la cervecería Mikkeller and Friends. Si quieres experimentar el hipsterismo extremo pasea por el barrio de Verterbro donde encontraras algunas de las tiendas y restaurantes más hipsters de la ciudad. Al anochecer entra en el parque de atracciones de Tivoli y disfruta de uno de los parques más antiguos del mundo. Para cenar y tomar una copa pásate por Meat Packing Distric.

Tivoli

Cuarto día: Es hora de salir de la ciudad. Desde la Estación Central coge el tren hasta Hillerod donde podrás visitar el castillo de Frederiksborg y sus maravillosos jardines. De ahí, de nuevo al tren hasta Helsingor para visitar el castillo de Kronborg en el cual W. Shakespeare se inspiró para escribir Hamlet. Pasea por las calles del centro de Helsingor con sus casas tradicionales y come en alguno de sus acogedores restaurantes. Última parada, museo de arte moderno de Louisiana. Tanto si eres un fanático del arte moderno como si no, el sitio te encantará por su emplazamiento frente al mar y en medio de la naturaleza.  Vuelta a Copenhague.

Kronborg Castle

Seguro que hay muchos otros sitios que visitar. Déjanos un comentario con tus favoritos.

 

summer-deals
Si te gustó, Pinéalo!

 

 

 

3 comments

  1. […] ahorrando tiempo y dinero. Cuando vivíamos en Angola visitamos Malaui, Kenia y Zanzíbar; en Dinamarca visitamos Noruega y Suecia; la corta temporada viviendo en el norte de Malaui también nos llevó a […]

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s